Close

El Akita es un perro de constitución grande y fuerte, equilibrado y capaz de realizar la labor de un ejemplar grande. Su incomparable porte, transmite la gran nobleza, señorío y elegancia que posee esta raza.

Tiene un cráneo proporcionado al tamaño de su cuerpo, una frente ancha y un cuello grueso y musculoso, libre de papada. Sus ojos son pequeños y profundos, de color castaño oscuro y de forma triangular. Las orejas son relativamente pequeñas y triangulares, con una pequeña inclinación en las puntas hacia delante.

El pelaje del Akita, doble y grueso, es de tacto áspero y corto. La capa interna, es de pelo grueso y suave. Las variedades del color, son rojo, atigrado y blanco. Normalmente mide entre 64 y 71 cm de alto y su peso oscila en las hembras entre 30 y 49Kg y en los machos entre 34 y 53 Kg.